Recursos Humanos

10 ideas para crear un gran ambiente laboral

Estas actividades sencillas podrían tener un impacto profundo en el ánimo de los trabajadores de tu empresa.
10 ideas para crear un gran ambiente laboral
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

No es ningún secreto: la productividad de los empleados, así como su nivel de satisfacción laboral, está íntimamente ligada con el ambiente que se percibe en el trabajo. Por tal razón, promover un ambiente laboral relajado e incluso divertido debería convertirse en una prioridad para cualquier empresa. ¡Atrás quedaron los años en que las compañías buscaban incrementar la productividad de sus empleados quitándoles todas las “distracciones”!

Éstas son algunas actividades sencillas que podrían tener un impacto profundo –y positivo– en el ánimo de los trabajadores… y, por ende, en los resultados de tu negocio.

Reconoce el trabajo de tus trabajadores

Es bien sabido que las personas se sienten motivadas no sólo por el sueldo que perciben, sino también por el reconocimiento que les puede proporcionar su trabajo. Si tus empleados tienen un buen desempeño, no basta con que tú lo sepas: haz que lo sepan, e incluso, reconócelos públicamente. Puedes felicitarlos en persona, ponerles un post-it en sus computadoras u organizar un brindis en su honor.

Relacionado: 6 técnicas para motivar a tus empleados

Crea un pizarrón del “empleado del mes”

Una opción divertida para reconocer a tus empleados es colocar un pizarrón de honor. Con base en algún mérito, elijan entre todos a alguien que merezca un reconocimiento especial. Pueden escoger, por ejemplo, a alguien que siempre consiga irse a tiempo a casa, a quien cuente los mejores chistes… La idea es que sea una actividad que los integre como equipo, y no un motivo de competencia.

Evita que tus empleados se den la espalda

Para fomentar la interacción entre los trabajadores, es indispensable que dispongas del espacio de tal forma que puedan sentarse unos frente a otros. Asimismo, busca un espacio amplio, de preferencia sin divisiones, en el que puedas integrar a empleados de diferentes departamentos.

Imprime frases divertidas y colócalas en lugares inesperados

¿Recuerdas la divertida disputa por un sándwich robado que se volvió viral? Fomenta entre tus empleados una interacción similar, que vaya más allá de lo estrictamente laboral y les arranque a todos un par de risas. Puedes poner letreros con mensajes graciosos en la impresora, los basureros o el refrigerador.

"En caso de incendio, sal del edificio antes de tuitear" / Foto: Funny Signs

Pongan música

Hoy día, es común ver a los empleados de las oficinas con audífonos y música a todo volumen… y una interacción prácticamente nula. Escuchar música en conjunto es una excelente forma de integrarse y relajar el ambiente. Pueden turnarse para poner canciones en sus computadoras; mejor aún, establezcan días temáticos: “lunes de nostalgia”, “martes de salsa”, “miércoles de rock”, etc. ¿Ya conoces las playlist que creamos para motivarse y concentrarse?

Coloca un pizarrón para escribir ocurrencias

Cuelga un pizarrón grande, coloca muchos plumones y deja que tus trabajadores se adueñen de él. Pueden escribir cosas relacionadas con el trabajo, como listas de pendientes o lluvias de ideas, pero no lo limites a cuestiones laborales: déjalos que escriban frases chistosas, dibujen cosas, etc.

Establece una sala de relajación

Todos nos sentimos abrumados de vez en vez, y necesitamos desconectarnos del mundo aunque sea por unos minutos para recargar energía y aclarar la mente. Destina un espacio en la oficina para que los empleados puedan aislarse y descansar, o simplemente estar un momento en silencio.

Coloca puffs, plantas, cojines para meditar… lo que sea para crear un espacio agradable. Y, claro, un letrero en la puerta que diga: “No molestar, empleado recargando pilas”.

Relacionado: 5 meditaciones que transformarán tu día

Organiza juntas informales

Deja a un lado las clásicas juntas de trabajo –sentados en torno a una mesa, con presentaciones de Power Point y libretas en mano– y organiza reuniones que los permitan sentirse más a gusto. ¿Qué tal salir de vez en vez a un café? Puedes contemplarlo en el presupuesto de tu empresa. ¿O por qué no pedir algo de comer para compartir mientras discuten proyectos?

Organiza un “happy hour” en la oficina

¿Recuerdas cuando, en How I Met Your Mother (Cómo conocí a tu madre), Ted colocó máquinas expendedoras de margaritas en la oficina para ganarse a sus empleados? Quizá los Margarita Fridays sean demasiado para ti, pero puedes considerar unirte a la tendencia del Happy Hour en el trabajo. Un día por semana, o cuando quieran celebrar un acontecimiento especial, ofrece un brindis para tus empleados en la oficina. Si a Dropbox le funciona, ¿por qué a ti no?

Lleven cosas para compartir

Cada viernes, procuren llevar algo de comer para compartir con el resto de los trabajadores: pueden ser galletas, mini sándwiches, un pastel, gelatina, cafés… Mejor si se trata de alimentos saludables.