Consultoría

Cuándo puedes usar jeans para el trabajo

Los pantalones de mezclilla son prendas universalmente amadas y socorridas por los directivos de startups. Pero no siempre los podemos usar.
Cuándo puedes usar jeans para el trabajo
Crédito: Depositphotos.com

Los pantalones de mezclilla son piezas básicas de los atuendos masculinos. Además, los directores de las startups multimillonarias de Sillicon Valley prefieren estas prendas para verse más modernos e innovadores. No solo eso, muchos dueños de negocios optan por usarlos con sacos y camisas de vestir. ¿Eso significa que está bien usar jeans en la oficina?

¿Sí?, ¿No? Depende de la situación.

No hay una respuesta concreta sobre si está bien o mal usar pantalones de mezclilla para ir a la oficina ya que varía según los códigos de vestimenta de cada empresa.  

A continuación te daré tres claves para determinar si está bien utilizar esta prenda para laborar.

1. Entiende el código de vestimenta no oficial de tu negocio: una de las maneras más sencillas para descubrir si puedes utilizar tejido vaquero para trabajar es observar a la gente de tu alrededor. Por ejemplo, las agencias de publicidad o editoriales pueden ser más permisivas en cuanto a la apariencia que un banco.

Lo bueno de los jeans es que son prendas casuales que se pueden ver muy estilizadas con los accesorios correctos, como una buena chaqueta deportiva y un par de zapatos elegantes.

También hay que considerar el tamaño de la localidad donde laboras o tendrás una cita de trabajo. Los jeans son perfectamente aceptables en un entorno más pequeño, pero pueden no ser suficientes para una situación urbana. Es decir, estar en Berlín es diferente a ir a una cita de trabajo en Wisconsin.

Como muchas cosas en la vida, todo se resume a locación, locación, locación. Si estás en un restaurante en Londres o en una entrevista con un inversionista en Ciudad de México, tal vez debas considerar otras opciones de vestimenta.

2. Pon atención al nivel de aceptación de la mezclilla a donde vayas: como emprendedor debes viajar mucho, por lo que debes estar consciente de ciertas reglas de vestimenta en el mundo. Japón produce las mejores mezclillas del mundo, pero difícilmente podrás tener una reunión de negocios vestido con este material.  Esto se debe a que para el país del Sol Naciente no existe siquiera la idea de vestimenta informal para juntas importantes. Lo mismo sucede en países como China y Tailandia.

No solo debes prestar atención a los países más conservadores. Naciones más liberales, como Italia, también prestan mucha atención a la imagen que proyectas y los jeans simplemente no se ven bien para ellos en situaciones de negocios.

Al final del día, el ambiente en el que vas a trabajar será el factor determinante a la hora de elegir tu atuendo.

3. Tipos de jeans que puedes usar para trabajar: los pantalones de mezclilla vienen en cientos de modelos, estilos y cortes diferentes. Hay algunas reglas que debes seguir para elegir el pantalón informal correcto.

-Tienen que ser de un color más oscuro.
-No deben tener rasgaduras, agujeros o deshilachados.
-Es mejor evitar costuras muy llamativas y aplicaciones estrafalarias.

También es importante poner atención a la talla del pantalón, sobre todo si quieres usarlos en un ambiente de negocios.

4. ¿La mezclilla va con tu profesión? Los banqueros del pueblo más pequeño deben utilizar trajes y se espera que los doctores utilicen su bata blanca. ¿Qué quiero decir con esto? No vale la pena dañar la credibilidad profesional de tu imagen por utilizar tus pantalones favoritos.

Sé muy cuidadoso al utilizar jeans para trabajar; asegúrate que sean parte de la cultura de tu empresa.

Todos estos tips pueden ser obviados por compañías tecnológicas o startups, ya que en las primeras etapas de tu negocio necesitarás utilizar prendas funcionales que te permitan estar activo. No olvides, una de las razones por la que los pantalones de mezclilla se hicieron tan universales es que pueden ser lavados una y otra vez por su durabilidad.

Así que para contestar la pregunta sobre usar o no jeans para trabajar, basta considerarla situación en la que vas a laborar.

Escrito por Antonio Centeno, experto en imagen profesional de Real Men, Real Style