Hide this Looking for English Content? Click here

7 lecciones de marketing de The Founder (Hambre de Poder)

En cuestión de negocios, siempre es mejor pensar en grande. Aquí te dejamos estas enseñanzas de la cinta de McDonald's.
7 lecciones de marketing de The Founder (Hambre de Poder)
Crédito: Cine Premiere
  • ---Shares

Hace un par de semanas tuve el gusto de asistir a la premiere de The Founder (Hambre de Poder), una película sobre Ray Kroc, interpretado por Michael Keaton, el hombre que convirtió un negocio familiar en el gigante de la comida rápida “McDonald’s”.

La historia no se va por las ramas: no te pinta a un Ray Kroc heroico y visionario, pero tampoco como un demonio del capitalismo, sino a un hombre con ambición y perseverancia que vio una oportunidad y no se rindió hasta sacarle todo su potencial, sin importar con los obstáculos propios de ese tipo de negocios.

Sin embargo, algo que también sabemos es que McDonald’s es una leyenda del marketing y la creación de marca, no solamente a nivel visual, sino en la propia operación y filosofía de trabajo. Por eso, estas son las lecciones que encontré en la película:

1. Enamórate del proyecto

Si crees en lo que estás vendiendo se nota, pero si no crees se nota mucho más. Ray Kroc se enamoró a primera vista del concepto de negocio de los hermanos McDonald que combina eficiencia con calidad en el servicio.

Al emprender busca siempre proyectos apasionantes que te emocionen, aquellos en los que puedas creer. Las opciones más lucrativas pueden fallar si quienes tienen que sacarlas adelante no creen en ellas.

2. Busca gente que te dé un valor agregado

Ray fue encontrando en el camino a gente que creyó en su visión de negocio y lo apoyó de acuerdo a su talento. Desde el chico talentoso en la parrilla que terminó siendo su segundo al mando, hasta los franquiciatarios que se comprometieron a hacer suyo el concepto de la marca, ya que de eso dependía que recuperaran su inversión. Como el hombre que sacó de apuros económicos a Kroc con el negocio de bienes raíces.

Ya sea gente que te apoye en marketing, ventas, redes sociales, contabilidad o en la operación diaria, busca a aquellos que pueden aportar su granito de arena a que tu empresa, y por ende tu marca, sea cada vez más valiosa a los ojos de tus clientes.

3. Tu pareja puede ser clave

Muchos emprendedores exitosos lo son porque tienen un círculo de apoyo que los incentiva a crecer. En The Founder vemos dos escenarios a través de dos personajes femeninos: desde la esposa que no comparte la visión de su marido y se aferra al status quo, hasta una mujer que se apasiona tanto con el negocio que aporta ideas para ahorrar costos y facilitar su crecimiento.

Seas hombre o mujer, contarle a tu pareja sobre tu proyecto emprendedor, sobre todo si es uno que te apasiona, permitirá no solamente involucrarle en el proceso, sino también ver a tu empresa desde otros ojos, aportar ideas y compartir el éxito.

Y recuerda: aléjate de la gente tóxica que no cree en ti.

4. Cada obstáculo es una oportunidad para innovar

Cuando intentas algo nuevo puedes encontrar dificultades. Entre más desconocida sea el área en la que te adentras, mayores obstáculos encontrarás.

Lejos de ver a estos obstáculos como barreras, tómalos como una oportunidad para encontrar nuevas soluciones, para imprimirle tu sello personal al negocio, de innovar, diferenciarte de la competencia e incluso crear nuevas formas de hacer las cosas.

En la película, Kroc encontró más de un obstáculo: una visión de negocios ajena que limitaba el crecimiento, ganancias limitadas, problemas con el consumo de energía eléctrica, gente que no se apasionaba con el proyecto en la misma medida que él.

Ante todo, tuvo que adoptar una postura creativa para resolver esos problemas, incluso conociendo que algunos traerían consecuencias poco deseables pero necesarias.

5. La gente no compra productos: compra marcas

En la escena de la película en que Kroc se sorprende al ver a niños con sus padres comer en el primer McDonald's, cuando los ve que los clientes son adolescentes y adultos, descubre su valor como punto de reunión familiar.

Lo que Kroc aportó a McDonald's es que convirtió un nombre atractivo en algo que podía conocer todo el país. Él fue responsable de que el concepto que lo enamoró tomara forma, tuviera personalidad y pudiera ser recordado, reconocible y querido por generaciones.

Eso pasó por muchas etapas: el logo, los arcos dorados en las sucursales, el estilo para preparar las hamburguesas (dos pepinillos, sin lechuga). Si logras que detalles tan pequeños pero significativos identifiquen tu negocio ,ya sea que esté aquí o en China, estableces las bases para convertir tu producto en marca.

Una marca es el concepto mental con el que la gente asocia lo que estás vendiendo. No solamente incluye el logotipo, las instalaciones o lo que hay en el menú, sino los beneficios que comunica.

6. Persistencia

La clave para el éxito de Kroc, a pesar de sus anteriores descalabros laborales, es la persistencia, él nunca se rindió y se levantó cuando la vida le puso reveses.

Eso incluye creer en ti y en lo que haces, incluso cuando la gente a tu alrededor no cree. La pasión es difícil de fingir y fácil de transmitir. Así, pudo comunicar lo que él creía a decenas de franquiciatarios para que se unieran a su proyecto e hicieran crecer a McDonald’s.

En el marketing es vital la persistencia. Existen compañías (y gente que trabaja en ellas) que tira la toalla si no percibe resultados inmediatos.

7. Compromiso

Para Grant Cardone, la autoridad en ventas, el compromiso es la clave para vender cualquier cosa, desde una hamburguesa hasta un terreno. El compromiso implica quedarte con tu proyecto y poner todo de ti en hacerlo crecer, en lugar de tener los ojos en el próximo trabajo, el nuevo puesto o en tirar la toalla.

Desde el principio de la película, con el personaje principal batallando con la tarea de vender máquinas de malteadas, vemos que los restaurantes ubicados en carreteras o cerca de escuelas eran parecidos: muchas opciones en el menú, meseras que tomaban mal la orden, tiempos de espera insoportables, riesgos operativos de perder platos o cubiertos y poco flujo de dinero.

McDonald’s patentó y lanzó al mundo el concepto de comida rápida: no solamente era posible tener tu pedido al instante, sino a precio razonable (en ese entonces), comer de inmediato y dedicar ese tiempo a otra cosa. Operativamente reducía costos al poner todo en una bolsa y acomodar en un espacio reducido el mobiliario y equipo de trabajo, para ahorrar tiempo de preparación

Es fácil verlo a la distancia, pasar del punto A al B si te lo cuentan o lo lees. El encanto de la película es que te explica en un par de horas el duro camino que fue ir de un punto al otro, un hombre sin un propósito claro que vio una oportunidad y se comprometió con la idea de hacerla crecer… y ganó mucho en el proceso.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.