Super Cruise, el sistema de conducción "manos libres" de General Motors ya abarca más de 640,000 kilómetros de carreteras en Estados Unidos y Canadá

Aunque aún no ofrece una experiencia de conducción 100% autónoma y pide al conductor estar atento en todo momento, Super Cruise es una muestra clara de los pasos de gigante que da la tecnología.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Aunque la conducción 100% autónoma sigue siendo un sueño, gracias al desarrollo tecnológico hoy comenzamos a intuir que un día no tan lejano, será una realidad. Bastan un par de ejemplos para darnos cuenta del nivel de sofisticación que han alcanzado los vehículos que no necesitan de un conductor detrás del volante para poder avanzar: la empresa china Baidu ha presentado un vehículo capaz de manejarse solo en entornos urbanos y el servicio de taxis sin conductor Cruise ha obtenido la luz verde para empezar a dar servicio en la ciudad de San Francisco.

Bloomberg | Getty Images

Además de esto, General Motors ha anunciado la ampliación del servicio Super Cruise a lo largo de 643,000 kilómetros de carreteras y caminos de Canadá y Estados Unidos, incluyendo la legendaria Ruta 66 (la primera carretera asfaltada de la Unión Americana que va de Oklahoma a California) y la Pacific Coast Highway (que va a lo largo del Pacífico en el estado de California).

El sistema Super Cruise le ofrece al conductor la posibilidad de soltar el volante y olvidarse del freno y el acelerador por medio de un sofisticado equipo de cámaras, radares y sensores incrustados en el auto que utilizan la data de un GPS para llevar al vehículo a su destino. Además, el sistema cuenta con una cámara infrarroja al interior del auto para asegurar que el conductor está poniendo atención y que puede retomar el control del vehículo en caso de llegar a una intersección con semáforos o al entrar a una zona urbana. El sistema todavía no es capaz de operar dentro de una ciudad, dar vueltas o salirse de la ruta trazada y exige al conductor estar atento en todo momento por si es necesario que retome el control.

Aunque Super Cruise lleva ya algunos años en el mercado (fue presentado por primera vez en el modelo 2017 del Cadillac CT6), no ofrecía cobertura en muchas de las carreteras de Norteamérica. El sistema hoy se encuentra presente en diversos modelos de General Motors como la Chevy Silverado, el GMC Hummer EV y el Cadillac Lyriq. Con la ampliación de servicio y la inclusión de la tecnología en cada vez más vehículos, la armadora le apuesta al futuro de la conducción. En un comunicado emitido por la empresa Mario Maiorana, director de ingeniería de GM, explicó: "Estamos agregando Super Cruise a más vehículos que nunca, y en más carreteras para que más clientes experimenten. Estamos siguiendo lo que creemos que es el camino más completo hacia la autonomía en la industria con el despliegue responsable de la tecnología de conducción automatizada".