Consultoría

6 tips para lidiar con el estrés

Te compartimos algunos consejos para que puedas levantar tu negocio a pesar de las presiones que puedas enfrentar.
6 tips para lidiar con el estrés
Crédito: Depositphotos.com

Aunque iniciar un negocio puede ser divertido, también te puede succionar la vida. Si eres suertudo, todo valdrá la pena. Mi experiencia al comenzar y dirigir Uberflip, es única, pero para muchos emprendedores sigo batallando con los problemas junto con el estrés.

Ya que no hay una forma realista de evitar el estrés para los emprendedores, aprender a vivir con ello y manejarlo es clave para sobrevivir, de otra forma tú y tu startup fracasarán. Abajo enlisto algunos tips para manejar el estrés y tener tu cuerpo y mente sanos.

1. Nunca trabajes gratis. Vales más que eso y no es escalable. Nada es más estresante que no tener ingresos. Aunque sea una pequeña cantidad, saber que estás construyendo un negocio que te está pagando algo te dará tranquilidad.

2. Date un descanso. Todas las pequeñas tareas y decisiones que tenemos que hacer todos los días gradualmente agotan nuestros recursos psicológicos. Así que todos los días, sin importar lo ocupado que estés, salte de la oficina 30 minutos. Puede ser para ir a tomar un café, comer o sólo para caminar. Es una forma probada para tener mayor concentración y aumentar los niveles de energía.

3. Sal de vacaciones. Si no puedes irte de la oficina por lo menos por una semana sin que el lugar se desmorone, nunca vas a crecer. Todo se reduce a encontrar a las personas adecuadas para trabajar contigo para que, cuando lo necesites, puedas irte. Mientras tu empresa crece, contrata a personas en las que puedas confiar para que todo siga funcionando igual.

4. Duerme ocho horas todas las noches. Un buen descanso es clave para tener un estilo de vida saludable, eso puede beneficiar a tu corazón, cuerpo y mente, entre otras cosas. Idealmente, debes lograr descansar entre siete y nueve horas. Dormir menos tiempo puede tener serios efectos respecto a tus funciones cognitivas como la memoria y la atención. Dormir lo suficiente te ayuda a “practicar” las habilidades aprendidas cuando estabas despierto (un proceso llamado consolidación).

5. Asegúrate de hacer ejercicio. Cuando haces tu rutina, tu cuerpo suelta químicos llamados endorfinas. Éstas interactúan con los receptores en tu cerebro que provocan sentimientos positivos en la mente y cuerpo. A pesar del hecho de que todos saben que el ejercicio es bueno para ti, la excusa más grande que se usa es la falta de tiempo. La realidad es que no necesitas pasar horas en el gimnasio. Hay varios reportes que demuestran que un intervalo de entrenamiento corto e intenso tiene igual (o más) beneficios que los entrenamientos largos. Estar activo te ayudará a dormir tus ocho horas durante la noche.

6. Delega, delega, delega. Los emprendedores tienden a pensar que pueden hacer todo y uno de los mayores retos es aprender a dejar pasar las cosas. Si te liberas un poco, puedes dejar de gestionar todos los días las tareas para que te enfoques en lo importante, no en cada detalle. Una parte clave de esto es asegurándote de que la comunicación está fluyendo entre tu equipo y tú.