Emprendedores

Duelo de líderes: Jobs vs. Zuckerberg

Conoce las principales diferencias y similitudes en el estilo de liderar de dos de los empresarios más exitosos del siglo 21.
Duelo de líderes: Jobs vs. Zuckerberg
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Se requiere de un tipo especial de persona –y de personalidad- para liderar una empresa, en particular una startup, y dirigirla hacia el éxito. Tomemos a Steve Jobs, cofundador de Apple y a Mark Zuckerberg de Facebook como ejemplo. Cada uno inició una compañía de tecnología que no sólo ha dejado huella en el Silicon Valley, sino que creó productos que cambiaron la vida de millones de personas.

¿Pero qué podemos decir acerca de Jobs y Zuckerberg como líderes? Zuckerberg consideraba a Jobs como un mentor, y Jobs, antes de su muerte, expresó en numerosas ocasiones su admiración por Zuckerberg. Ambos mostraron a lo largo de sus carreras tendencias similares como a guardar rencores –sólo una de las características personales y administrativas que los dos líderes compartían. Pero también fueron distintos en muchas otras cosas, algunas de las cuales podrían demostrar el cambio generacional en la manera en la que los directivos liderarán en el siglo 21.

A continuación analizaremos algunas de las similitudes y diferencias entre los estilos de liderazgo de Jobs y Zuckerberg:

Similitudes

Deseo de algo más que dinero

Es muy conocido el hecho de que Jobs ganaba un dólar al año, y que Zuckerberg ha prometido donar la mayor parte de su fortuna a la caridad.

Aunque su patrimonio equivalía a los tres mil millones de dólares en el momento de su muerte, Jobs, por encima de todo, intentaba crear productos de la más alta calidad. Y mientras se espera que el CEO de Facebook se haga increíblemente millonario con la incursión de su empresa en la Bolsa de Valores, su principal meta siempre ha sido conectar a la gente alrededor del mundo. Cuando Zuckerberg hizo pública su intención de registro ante la Bolsa de Valores, inicia su carta de 2,200 palabras diciendo: “Facebook no fue originalmente creado para ser una compañía. Fue construido para cumplir una misión social—hacer al mundo más abierto y conectado.”

Frialdad

Jobs no se disculpaba por su estilo brusco de dirigir. “Si algo apesta, se lo digo a la gente en su cara”, citado en la biografía elaborada por Isaacson. “Es mi trabajo ser honesto. Sé de lo que estoy hablando, y por lo general tengo la razón.”

Los empleados y ex empleados de Facebook han descrito a Zuckerberg como un robot, y en una entrevista con The New Yorker, él se llamó a sí mismo “raro”. En el lugar de trabajo, esto se puede traducir en ambos: frustración y grandes resultados en el hecho de que Zuckerberg no teme a tratar cosas nuevas, escribe el empleado de Facebook Andrew Bosworth, citado en un artículo del Wall Street Journal.

Estilo enérgico

En una historia bien documentada antes del lanzamiento del iPod, Jobs demandó que el dispositivo disminuyera su grueso. Los ingenieros decían que no había manera de reducir su tamaño, por lo que Jobs tomó el prototipo y lo tiró a una pecera llena de agua. Salieron burbujas del dispositivo, terminando así la conversación al demostrar el espacio vacío que aún tenía dentro.

Historias parecidas de las peticiones de Zuckerberg han salido a la luz, pero el ex empleado de Facebook Yishan Wong lo llamó exigente, “con un gran enfoque en hacer que Facebook logre su misión.” Zuckerberg tiene poca tolerancia hacia los sentimientos de los demás en el momento de alcanzar las metas para la empresa, dice Wong.

Diferencias

Fracaso vs. éxito desenfrenado

Antes de saltar a la ventaja en la guerra de la computación personal, a principios de la década de los 80, Apple perdió posicionamiento en el mercado y dirección por lo que terminó dimitiendo a Jobs como CEO. Fue su fracaso y su tiempo fuera de la compañía lo que le ayudaron a volver a posicionar Apple. Jobs desarrolló lo que se convirtió en OS X, la médula del éxito del software de la empresa, así como mejorar sus técnicas de negociación que permitieron que la compañía ganara miles de millones de dólares.

Por el otro lado, Zuckerberg, no ha fracasado en nada importante por lo que no ha demostrado su reacción a esta situación. Es raro, sino que imposible, para un innovador triunfar en todo lo que hace, todo el tiempo, y su mayor récord es dejar a algunos inversionistas con desconfianza debido al alto precio de las acciones de Facebook.

Productos vs. personas

En términos de ingresos, Apple es sobre todo una empresa de hardware. Esto se debe a que Jobs tenía una idea de que el “producto va primero” y resolvía problemas que los consumidores ni siquiera sabían que tenían. Los dispositivos y software de Apple son por lo general tan refinados que los usuarios no se tienen que molestar en leer los manuales de uso.   

Facebook, tiene una ideología de que “la gente va primero”, por lo que constantemente agrega funciones y servicios que mantienen a los usuarios interconectados de múltiples maneras. Esta cultura, a la que Facebook llama “The Hacker Way” en su carta de registro a la BV, puede facilitar ricas experiencias, pero también puede causar que la usabilidad sufra cuando las nuevas funciones son muy avanzadas para que la gente se adapte.  

Privacidad vs. apertura

Antes de la publicación de la biografía de Steve Jobs el otoño pasado, gran parte de la vida personal de Jobs era un misterio –casi tan secreta como los productos que aún no se han lanzado al mercado. Mientras gran parte de su vida ha sido develada, es importante recordar que Jobs decidió cooperar en la producción del libro sólo después de que fuera claro de que estaba muriendo.

Zuckerberg ha sido más abierto con su vida personal. Esto es un reflejo de la era de saturación de medios en la que opera, así como de la misma naturaleza de su negocio. Mientras su perfil es privado, periódicamente publica posts y comunica detalles de su vida personal, mientras que públicamente difunde donar gran parte de su fortuna a la caridad.