Las 23 rutinas poderosas que impulsarán tu productividad

Tener una rutina diaria te da estructura, te ayuda a lograr tus objetivos y reduce la procrastinación.
Las 23 rutinas poderosas que impulsarán tu productividad
Crédito: Isaac Smith vía Unsplash
VIP Contributor
Entrepreneur and Connector
14 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El poder real de las rutinas reside en la forma en la que pueden impulsarnos, rompiendo malos hábitos, priorizando nuestras vidas y haciéndonos más eficientes. Si esto no te hace más productivo, no tengo idea de qué lo hará… ¿Y cómo decidir qué rutinas puedes y vas a incorporar a tu vida? Intenta algunas de estas sugerencias para determinar las que pueden convertirse en parte permanente de tu calendario. Aquí te dejamos 23 rutinas poderosas que te súper cargarán de productividad.

1. Levántate a tu tiempo

Yo me tengo que levantar temprano, pero también conozco gente exitosa que se levanta tarde. Si eres más nocturno que madrugador, intentar levantarte temprano implica que irás contra tu ritmo natural.

En lugar de obligarte a despertar a las 5 de la mañana todos los días, pon atención a tu ritmo circadiano. Suena simple, pero tu cuerpo te hará saber cuándo es momento de dormir, levantarte, comer e incluso ejercitarte. También te va a decir cuáles son sus horas más productivas. Sabiendo esto podrás dormir lo suficiente de manera regular y planear tus días para aprovechar tus niveles de energía.

2. Mantente lejos de tu teléfono al despertar

Todos cometemos este error. Abres los ojos y lo primero que haces es tomar tu teléfono. Según Jim Kwik, experto en desempeño cerebral, no deberías mirar tu teléfono durante la primera hora del día.

La razón principal es que tu cerebro es altamente sugestionable durante este tiempo. El resultado es que esto entrena a nuestro cerebro a distraerse por la liberación de dopamina que obtenemos de nuestros aparatos electrónicos. También tu productividad se ve afectada el resto del día porque queremos seguir experimentando esos sentimientos positivos. Así que en lugar de empezar a trabajar, nos quedamos pegados a los teléfonos.

Pero hay otra consecuencia negativa de ver nuestro teléfono tan temprano, y es que estás empezándolo con noticias negativas o estrés relacionado con mensajes del trabajo, y esa no es la mejor forma de empezar. Lo mejor es hacerlo de una forma más positiva.

¿Usas tu celular como alarma? Entonces o compras una a la antigüita o usa un temporizador de cocina, pero aprende esta regla de oro: encuentra la disciplina para apagar la alarma y levantarte la primera vez que suena, sin revisar el teléfono.

3. Desayuna

No hay ninguna sorpresa aquí. Necesitas alimento para tener energía durante el día. Claro que no deberías comerte una dona y bajarla con un trago de azúcar, sino buscar opciones más saludables como huevos, moras, aguacates, smoothies verdes e incluso la aburrida taza de café. Además de la energía recibida, estos alimentos son excelentes para tu cerebro porque mejoran tu concentración y tu memoria.

4. Muévete

Recuerda, la actividad física no sólo mejora tu salud, sino que te ayuda a desestresarte y a aclarar tu cabeza. Si lo primero que haces al levantarte es hacer ejercicio, incluso antes de desayunar, podrás combatir la flojera y las ganas de procrastinar.

5. Meditación y silencio

Conforme me he hecho más viejo, he tenido que luchar contra la ansiedad. Si alguna vez has pasado por esto, sabes que hay ocasiones en las que es casi imposible estar presente y que incluso actividades como dormir se vuelven una tarea insoportable, o que tienes que empezar tu día con miedo.

Meditar no ha erradicado por completo mi ansiedad, pero ha hecho una gran diferencia. Me ha ayudado a calmarme y a concentrarme en lo que está pasando en el momento, y lo mejor de todo es que se puede meditar en cualquier momento y en cualquier lugar, ya sea antes de dormir, al despertar o incluso en tu descanso en la oficina.

6. Tiende tu cama

Creo que mi mamá amaría este punto, aunque no creo haber sido un niño desordenado. De cualquier forma, tender tu cama es una gran forma de empezar tu día productivamente.

Durante su discurso de apertura a la generación 2014 de la Universidad de Texas, el almirante William H. McRaven dijo:

“Si tiendes tu cama cada mañana, habrás terminado la primera tarea del día. Esto te hará sentir orgulloso y te motivará a hacer la siguiente tarea, y la siguiente y la siguiente. Al final del día, esa primera tarea terminada se habrá convertido en muchas tareas realizadas”.

Mucho mejor que revisar tus redes sociales, ¿cierto?

7. Recita afirmaciones

En su libro The Miracle Morning: The Not-So-Obvious Secret Guaranteed to Transform Your Life (Before 8 AM), Har Elrod escribió:

“Cuando diseñas y escribes activamente tus afirmaciones para estar alineadas con lo que quieres lograr y con la persona que necesitas ser para lograrlas, y te comprometes a repetirlas diariamente (idealmente en voz alta), inmediatamente generan una impresión en tu subconsciente. Tus afirmaciones pueden transformar la forma en la que piensas y hacerte sentir que puedes superar tus creencias y comportamientos limitantes y remplazarlos por los que necesitas para triunfar”.

Afirmaciones simples como “Hoy será el mejor día” pueden hacer toda la diferencia en el mundo. Te ayudan a enfocarte en lo que quieres lograr. Estas afirmaciones liberan ‘neuronas de pensamiento positivas’.

8. Lee

Además de cuidar tu salud, la lectura es lo mejor que puedes hacer por ti mismo. Te ayuda a desarrollar nuevas ideas y perspectivas, reduce el estrés, amplía tu conocimiento y mejora algunas funciones cerebrales como la memoria, la concentración y la atención.

Sé lo que estás pensando: “¿A qué hora voy a tener tiempo para leer?” Bueno, si no revisaste tu celular durante la primera hora de la mañana, podrías leer durante diez minutos. También podrías leer antes de dormir. Ten un libro contigo en todo momento, o descarga uno a tu teléfono (siempre ten ambas opciones disponibles). Así podrás leer en los espacios que tengas libres, como cuando vas hacia el trabajo o cuando estás en una sala de espera.

9. Agenda tu tiempo

Incluso Jeff “The Dude” Lebowski, el más vago de todos, tenía una idea de cómo iba a pasar su día. Claro que Lebowski sabía cómo invertiría su tiempo, incluso si era tomándose un Ruso Blanco, escuchando a Creedence o jugando al boliche con Walter y Donny. Fuera de eso, nadie más sabía con exactitud qué más hacía. Y aunque esto le funcionaba a El Duderino, no es exactamente el tipo de vida que la mayoría queremos vivir.

Si no agendas qué vas a hacer con tu tiempo, vas a ir por la vida vagando sin sentido. Claro. Sabes que tienes que hacer ciertas cosas, ¿pero cuáles son tus prioridades? ¿Cuándo vas a tachar cada uno de los puntos en tu lista de pendientes? ¿Tienes tiempos de entrega que necesitas cumplir? Crea un calendario te ayuda a responder estas preguntas y a planear de forma correcta.

10. Toma menos decisiones

Todos tenemos una capacidad intelectual limitada. Si pasas demasiado tiempo tomando decisiones de nivel bajo (sin importancia), entonces experimentarás una fatiga de decisiones y no serás tan productivo cuando estás drenado mentalmente.

Independientemente de cómo te sientas respecto a Mark Zuckerberg, ésta es justamente la razón por la que él usa exactamente el mismo outfit todos los días. Barack Obama también es conocido por usar únicamente trajes grises o azules y desayuna siempre lo mismo para poder enfocarse en decisiones más importantes.

Te sugiero que cada noche saques lo que te vas a poner al día siguiente y prepares tu comida. O puedes hacer esto desde el domingo. La idea es reservar tu energía y voluntad para cosas que realmente importan.

11. Vístete para triunfar

Y hablando de guardarropa, asegúrate de vestir para triunfar. Varios estudios han demostrado que cuando te sientes más seguro de ti mismo, los demás confían en ti. Y lo que es mejor, vestir para impresionar genera justo esa reacción en los demás y presenta una forma de autoridad.

¿Tienes que vestir formal todos los días? No siempre, pero intenta usar algo más que ropa deportiva y tenis.

12. Lleva la pluma al papel

Hay una rutina llamada Páginas Matutinas practicada por mucha gente como el periodista Oliver Burkeman o el emprendedor Tim Ferriss. Fue la autora Julian Cameron quien desarrolló el concepto en su libro The Artist’s Way de 1992. La idea es que al despertar escribas 750 palabras para aclarar tu mente. Esto también te puede ayudar a aclarar cómo quieres pasar tu día. Y la ciencia ha demostrado que escribir a mano incentiva la creatividad y nos ayuda a aprender.

13. Cómete la dichosa rana… o por lo menos los renacuajos

Estoy seguro de que has escuchado esto antes, pero si no, comerte la rana no es algo literal, sino que representa tu tarea más importante o la más complicada del día. Teniendo esto en mente, deberías dedicarle el tiempo en el que te sientas más alerta y con más energía, lo que suele ser a las pocas horas de haber despertado. Como beneficio adicional, esto también te da un sentimiento de haber logrado algo que puedes utilizar para seguir logrando cosas el resto del día.

Sin embargo, comerte la rana puede ser complicado, así que mejor intenta con los renacuajos para tomar impulso. Por ejemplo, podrías empezar por vaciar tu bandeja de entrada, escribir una propuesta u organizar tu lugar de trabajo.

14. Enfócate en ti mismo

Con tantas cosas pasando en tu vida, es fácil descuidarte y descuidar tus prioridades. Con el tiempo terminarás agotado. No importa qué tan increíble persona seas, todo el mundo necesita tiempo para descansar, jugar y aprender. Si no te pones primero en tu agenda, algo más llenará esos huecos.

15. Practica la gratitud

Una de las formas más sencillas de llevar tu mentalidad hacia una dirección más positiva es practicando la gratitud diariamente. Se ha encontrado que la gente que pasa cinco minutos escribiendo lo que agradece ha aumentado su sentido de bienestar en un 10 por ciento. Y esto también mejora tu humor, haciéndote más productivo.

16. Socializa con tus compañeros

Las relaciones sociales tienen el poder de aumentar nuestra felicidad, compromiso y un estilo de vida saludable. Aunque no recomiendo pasearte por la oficina platicando con todo el mundo, sin duda debes hacerte tiempo en el día para socializar.

Si trabajas de forma remota, intenta ir a un espacio de coworking o de verte con un amigo o un compañero para comer. En el peor de los casos, agenda una videoconferencia con tu equipo.

17. Pon un límite de tiempo para ciertas actividades

Yo llego tarde a esta fiesta, pero hace poco terminé de leer el libro Doctor Sleep de Stephen King, y me pique tanto hacia el final que terminé dedicándole una hora diaria a leerlo porque no podía cerrarlo. Y aunque definitivamente todos deberíamos leer, no sé si siempre debamos dedicarle tanto tiempo a una sola actividad.

Pon límites de tiempo para la mayoría de tus actividades. Yo suelo leer sólo 30 minutos al día, y suelo usar otra media hora para algo más como meditar o escribir.

18. Organiza tu espacio de trabajo

Yo no soporto el desorden, me distrae. Y cuando necesito algo, no lo encuentro rápido, por eso suelo ordenar mi espacio de trabajo todos los días antes de terminar de trabajar.

Esto no significa que haya que tener un espacio tan ordenado como el Maestro Limpio, sino que ordenar y limpiar tus espacios evita que tu mente divague hacia esa pila de papeles amontonados en el escritorio.

19. Deja el trabajo en la oficina

Seré honesto: pienso demasiado en el trabajo, incluso cuando estoy pasando un día relajado o cuando estoy de vacaciones. Pero tampoco me llevo trabajo a casa. Cuando paso tiempo con mi familia o con mis amigos, me concentro en eso. No respondo mensajes de trabajo, y si estoy estresado sobre el negocio, nunca lo descargo en los demás.

20. Platica con un coach o mentor

Una gran forma de empezar tu día con el pie derecho es conectando con alguien a quien respetas y a quien no quieres decepcionar. Si compartes tus objetivos con esa persona, es más probable que los lleves a cabo porque no querrás decepcionarla. Esto incluso puede ayudarte a aclarar cuáles son tus objetivos y prioridades.

21. Reflexiona sobre los logros del día

Todas las mañanas, Ben Franklin se preguntaba a sí mismo: “¿Qué haré bueno el día de hoy?” Y terminaba cada día preguntándose qué bien había hecho durante el día. Este tipo de pensamientos te motivan a tener un día productivo y relevante, además de darte la oportunidad de reconocer y celebrar tus logros.

22. Desconéctate

Como parte de su ritual de sueño, Joel Gascoigne, fundador y CEO de Buffer hace algo que le permite desconectarse por completo del trabajo. Joel sale a caminar durante 20 minutos todas las noches antes de acostarse.

“Es un periodo para bajar la energía y me permite evaluar el trabajo del día, pensar sobre los retos más importantes, y poco a poco ir dejando de pensar en trabajo y llegar a un estado de cansancio” escribió en el blog de Buffer. La clave es no engancharte con nada más después, y eso quiere decir ya no usar ningún aparato electrónico después ni leer nada relacionado con el trabajo.

23. Duerme lo suficiente

No te engañes, seguro hay personas que dicen que pueden ser productivas durmiendo sólo cuatro o cinco horas por noche, y aunque esto puede hacerlos parecer súper productivos, eventualmente la falta de sueño les pasará factura. Estarán fatigados y exhaustos y estarán cometiendo errores.

En resumen, la falta de sueño destruirá tu productividad. Teniendo esto en cuenta, asegúrate de mantener un buen ciclo de sueño, reduciendo tu exposición a la luz azul, optimizado tu cuarto y creando un ritual de sueño que te ayude a dormir mejor.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur