Hide this Looking for English Content? Click here

Los 4 elementos de una franquicia

Franquiciante, franquiciatario, contrato y know how. Entiende cómo funciona este sistema de negocio, comprendiendo los 4 elementos que lo definen.
Los 4 elementos de una franquicia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para quienes aún no estén inmersos en el mundo de las franquicias, entender el concepto y funcionamiento de este sistema de negocios puede ser algo complejo.

No obstante, será fácil asumir que es un modelo que representa simplicidad en la constitución de un negocio, porque a través de sus reglas asegura menos incertidumbre que un emprendimiento independiente.

Para alcanzar aquella simplicidad a través de una inversión segura, debes asegurarte de comprender el funcionamiento y definición de la franquicia.

Como en todo acuerdo comercial, hay un contrato de por medio. Éste se puede definir entre dos personas o empresas jurídica y financieramente independientes, por medio del cual una (el franquiciante) cede a otra (el franquiciatario) el derecho a fabricar, utilizar o explotar un producto o servicio ya acreditado, además de los conocimientos necesarios para desarrollar el negocio (Know-How).

El Know How se transmite en los manuales de negocio que el franquiciante entrega al franquiciatario a cambio de una compensación económica.

Con compensación económica nos referimos a los cobros que establece la franquicia para entregar sus ventajas y servicios al franquiciatario. Éstos son variados: pueden ser el canon de inicio y una regalía (o pago periódico), cuyo valor puede ser una cantidad fija o un porcentaje del volumen de ventas.

Éstos son los tres elementos claves que integran un acuerdo de  franquicia:

1. El franquiciante

Es la persona jurídica que cede una marca comercial ya acreditada, así como su técnica de trabajo, experiencia y conocimientos a cambio de determinadas compensaciones económicas.

2. El franquiciatario

La contraparte, persona física o jurídica que inicia la actividad comercial asociándose a la marca franquiciada y recibe el fondo de comercio del franquiciante en una zona de exclusividad, así como su asistencia permanente durante la vigencia del contrato.

3. El contrato

Es el medio. A través de este documento se determina la relación entre franquiciante y franquiciatario. Esta relación se plasma con dos visiones:

- La autorización del franquiciante al franquiciatario, que le permite ser representado bajo su razón social y vender sus productos o servicios con un sistema de trabajo concreto y previamente experimentado a cambio de una remuneración determinada.

- La obligación del franquiciatario de seguir las normas, sistemas y procedimientos del franquiciante.

4. Know-how

Entendido también como el “Saber Hacer”, es el conjunto de manuales y documentos que transmiten los conocimientos y experiencias de naturaleza técnica, financiera, comercial o administrativa, necesarios para reproducir el funcionamiento de la cadena.

 
En Arréglalo, encontrarás esto y más, pues han revolucionado el oficio de los sastres y las costureras, mediante servicios de alta calidad, con imagen y procesos totalmente estandarizados y eficientes, donde el cliente obtiene justo lo que busca: servicio, calidad y rapidez, convirtiéndolo en un negocio rentable para todos los franquiciatarios.
OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.