¡SILENCIO, BRUNO! 5 lecciones que nos deja 'Luca' sobre emprender

Hay que buscar inspiración por todas partes a la hora de iniciar un nuevo proyecto... incluyendo películas de Pixar.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La nueva película animada de Disney, Luca, ha encantado a miles de personas de diferentes edades por la moraleja que te imparte la trama. Esta película trata sobre un monstruo marino que quiere ir al mundo humano a pesar de que su madre aprehensiva no quiere dejarlo porque la gente de la superficie caza a los de su especie. Cabe recalcar que una vez en tierra firme, estos monstruos toman la forma de humanos y se mantienen así siempre y cuando no toquen agua. Como cualquier niño de esa edad, Luca siente la necesidad de ignorar lo que le dicen sus padres y descubrir por sí mismo eso que le está causando tanta curiosidad. Entonces, se atreve y encuentra maravillas que nunca había conocido y hace amigos. 

Disney/Pixar

El viaje de Luca nos sirve como enseñanza para muchas travesías por las que pasamos en la vida. Las lecciones que nos deja la película se pueden aplicar para varias cosas, incluyendo el proceso de emprender. 

Imagen: Pixar/Disney

1. “¡SILENCIO, BRUNO!” - Hay que callar a la voz del miedo

Cuando Luca sale del mar por primera vez, se encuentra con Alberto, un personaje aventurero que parece vivir la vida al máximo. Luca está nervioso y tiene miedo de defraudar a sus papás. Cuando Alberto lo reta a aventarse en una bajada sobre una vespa mal construida, Luca se muestra dudoso. Es ahí cuando usa la frase que se volvió viral en TikTok: “¡Silencio, Bruno!”

@marvin.vsa

#luca #lucapixar #disney #alberto #albertoscorfano #fypシ #fy #parati

Silenzio Bruno. Chiquitita by ABBA slowed - ur loved <3

“Conozco tu problema. Tienes a un Bruno en tu cabeza. Sí. A veces también me pasa: Alberto, no puedes. Alberto, te vas a morir. Alberto, no te metas eso en la boca. Luca, es simple. No escuches al estúpido de Bruno”, dice Alberto en la película. 

Esta frase se ha vuelto un mantra para nuestra generación, y se ha empezado a usar para todo tipo de situaciones. Cuando tomamos una decisión arriesgada, como lo es emprender, nos invade el miedo y comenzamos a dudar de nosotros. Lo primero que hay que hacer es callar esa vocecita que nos está diciendo que no podemos hacerlo y que nos está recordando todo lo que puede salir mal. No quiere decir que no deberíamos de pensar en los riesgos que tienen nuestras decisiones porque es importante prevenir, pero no  debemos dejar que nos paralicen. Emprender es un proceso largo y cansado y si constantemente te estás diciendo a ti mismo que no lo vas a lograr… probablemente no tengas la seguridad ni energía emocional para lograrlo. 

2. Atrévete a desafiar las reglas

Luca tenía prohibido salir a la superficie. Su familia no aprobaba en lo absoluto de aquellos que se arriesgaban a hacerlo, sobre todo porque era peligroso. Los humanos temían a los monstruos marinos y los cazaban como si fueran los villanos. Al salir a la superficie, Luca se estaba arriesgando a que le hicieran daño y además podría perder a su familia en el proceso. Pero aún así se aventó e hizo cosas que nunca hubiera imaginado, hasta acaba yendo a una escuela para humanos de tanto que se enamora de la astronomía. 

A la hora de iniciar cualquier recorrido nuevo en nuestras vidas, nos enfrentaremos a personas que no van a estar de acuerdo con lo que queremos hacer. Escucharemos “no” por todas partes. Pero innovar es justo eso, romper las reglas, cambiarlas, salirse por completo de la caja en la que te quieren atrapar. No tengas miedo de intentar cosas nuevas. Muchos proyectos se construyen con prueba y error. Ve lo que te funciona a ti. El “no” ya lo tienes, si no intentas cambiarlo es lo único con lo que te quedas. 

3. Solito no puedes

Si Luca nunca se hubiera encontrado con Alberto, se hubiera regresado al mar al instante que le diera miedo ser descubierto. Sin la ayuda de Julia, no hubieran podido sobrevivir en el mundo de los humanos. Los tres sin el otro no hubieran podido ganar la competencia. Luca no hubiera aprendido sobre astronomía si Julia no le hubiera prestado su libro. Alberto se hubiera quedado solo si Massimo no le hubiera ofrecido un hogar. Se necesitaban los unos a los otros para poder encontrar lo que realmente los hacía felices. 

Imagen: Pixar/Disney

Aunque es empoderador creer que solos podemos contra todo, no es totalmente cierto. No estoy diciendo que una persona no es capaz de lograr sus metas, ni que no se merece el mérito de hacerlo, sólo que necesitamos de una comunidad. Una sola persona no sabe hacer absolutamente todo en el mundo y hay que saber pedir ayuda a aquellos que pueden darla. Es importante poder delegar ciertas responsabilidades para tener claridad mental y no quemarnos. También es esencial tener una red de contactos para poder crecer nuestro proyecto. Al final, el éxito de nuestro emprendimiento depende de cómo lo reciben otras personas. 

Tener una comunidad también implica amigos, familia o colegas que te apoyen de una manera emocional. Que estén para ti en este proceso y que crean en nosotros. Tener a personas que nos acompañen es de suma importancia.   

4. Ponte una meta que haga que todo el esfuerzo valga la pena

Luca y Alberto quieren ganarse una vespa para poder tener libertad e irse a explorar el mundo. Julia quiere ganarle a Ercole, quien siempre gana la competencia, para probarle al mundo que podía hacerlo. Al tener esto en mente, pudieron dirigir toda su energía a lograr ese objetivo. Y lo querían tanto que daba más miedo rendirse. 

Si al comenzar este proceso, sabemos a dónde nos dirigimos y qué es lo que queremos lograr, es mucho más fácil llegar ahí. Las metas claras no sólo nos ayudan a organizarnos y a que sea menos abrumador, también funcionan para motivarnos.

5. Ser diferente es una fuerza

Luca tenía miedo de ser descubierto. Tenía miedo de ser diferente por ambas partes: era un monstruo marino que quería estar en el mundo de los humanos, pero al mismo tiempo no encajaba del todo en ese mundo.  Pero al final del día sus diferencias fueron las que lo hicieron capaz de adaptarse y conseguir sus sueños. 

Imagen: Pixar/Disney

Aunque es importante entender las tendencias y saber qué es lo que le gusta a tu público meta para tener más alcance, no te puedes fíar solamente de eso. Tu proyecto tiene que tener algo especial, único, algo que lo haga resaltar. Nadie en el mundo piensa como tú ni ha vivido lo mismo que tú. Piensa en lo que le puedes aportar al mundo más allá de qué es lo que está ganando dinero ahorita. 

¿Qué va a hacer tu proyecto diferente? ¿Qué va a hacer que lo prefieran sobre otros en el mercado? ¿Qué lo va a hacer memorable y no sólo uno más del montón? ¿Qué te hace diferente a ti que puedes transmitir a través de tu emprendimiento? 

Ingresa Ahora