Sé humilde, apasionado y trabaja duro: Arturo Elías Ayub

El hombre de confianza del empresario Carlos Slim busca emprendedores con pasión, valores y una idea de negocio cuyo crecimiento no tenga límites.
Magazine Contributor
8 min read

This story appears in the August 2019 issue of Entrepreneur Mexico. Subscribe »

La historia de vida de Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas y Contenidos de América Móvil, es de honestidad, pasión y trabajo duro, los mismos valores que busca en las personas y los negocios que elige para invertir en Shark Tank México, el reality show donde los emprendedores presentan sus negocios ante cinco tiburones para conseguir socios.

El empresario mexicano de 53 años de edad es originario de la Ciudad de México y comenzó en los negocios desde los siete años de edad cuando acudía por las tardes a la fábrica de uniformes industriales de su papá en el Centro Histórico. Arturo se escapaba para comprar lápices, cuadernos y gomas al mayoreo en la calle de Correo Mayor y revenderlos en la escuela.

Se graduó como licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Anáhuac y, después, estudió un posgrado en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE). Cuando tuvo edad suficiente para trabajar lo hizo en el negocio familiar. En 1988 fue director general de Cadena Trade Company, hasta 1996, cuando se unió a Telmex como asesor del director general.

Su trabajo al lado del Carlos Slim, el octavo hombre más rico del mundo, estuvo llenó de éxitos a nivel de alianzas estratégicas internacionales para fortalecer y aumentar la oferta de servicios de internet de la empresa.

Cuando se convirtió en director general de la Fundación Telmex, fortaleció proyectos de alto impacto en educación, salud, justicia, mitigación de desastres naturales, deporte y desarrollo humano.

Hoy dirige diferentes directorios empresariales, incluyendo a Grupo Carso, Grupo Financiero Inbursa, UNO TV y América Móvil, así como el Instituto de Salud Carlos Slim y la Fundación Carlos Slim.

Durante las cuatro temporadas del reality show, Arturo ha mostrado su habilidad para identificar a emprendedores con alto potencial, así como su pasión por negocios que se alinean a sus valores como persona.

“Yo me fijo en los valores de los emprendedores, que sean honestos y trabajen duro, no sólo por el dinero, sino por generar empleos y hacer crecer una empresa. Además, que estén totalmente apasionados por lo que hacen”, explica el también director general de la Fundación Telmex Telcel.

Uno de esos casos fue la inversión que realizó en conjunto con Rodrigo Herrera, fundador de Genomma Lab, a la empresa Piñatas2Go, fundada por Yanalteh Solís, por 2.5 millones de pesos a cambio del 50% de las acciones de la compañía.

La emprendedora se presentó al programa con un objetivo concretó: buscar el apoyo para llevar a todo el mundo sus piñatas plegables. Los tiburones no lo pensaron dos veces, identificaron el potencial de su producto, la calidad de la emprendedora e invirtieron de inmediato.

Hoy, Piñata2Go produce 20,000 unidades al mes en su fábrica en Ecatepec, Estado de México, entró a 394 puntos de venta a nivel nacional, en tiendas departamentales y en ecommerce, y exporta a Estados Unidos, Suiza, Dubai y Shanghai.

Un tiburón duro

Arturo convierte en sus socios a personas con las que genera empatía, pues asegura que el emprendedor vale mucho más que el producto. Y una vez que da la “mordida”, acepta, “soy buena onda…, pero sí soy duro. A mis socios sí les exijo, les pido cuentas claras y que le den duro a lo que están haciendo.”

El empresario, además de la inversión, ofrece toda su experiencia al frente de diferentes directorios de empresas para dar su franco consejo. Tiene un grupo de WhatsApp con todos los emprendedores, donde pueden consultarlo en cualquier momento: él les da su consejo y ellos deciden. 

“Hay decisiones donde es muy obvio lo que se debe hacer y me pongo firme, pero hay otras en las que sólo les doy mi consejo porque ellos, por estar metidos en el día a día del negocio, saben mucho más”, aclara.

Otro de los factores por lo que Arturo elige a sus socios es por la humildad, una cualidad importantísima en los emprendedores, la cual en muchas ocasiones se ve reflejada en la valuación de su empresa.

“Cuando se crecen y creen que por ellos, por su idea o su concepto tienen un valor loquísimo, desde ahí ya van mal porque te están demostrando que no tienen humildad”, detalla.

Al respecto, el consejo que da es: sean realistas y valúen sus empresas al día de hoy, con los rendimientos que ha demostrado que puede dar. “Tienen que valuar la empresa a lo que vale hoy. No pensando que en el futuro y, menos sino lo han demostrado, va a redituar millones y millones.”

Máximas para negociar

Durante las negociaciones en Shark Tank, algunos tiburones son más agresivos que otros, pero Arturo destaca que nunca ha pasado que alguno se quede más del 51% de las acciones de la empresa que se presenta.

“Al final del día se trata de apoyarlos, no de fregarlos. Siempre les dejamos el control porque además de eso se trata, de que ellos aprendan, emprendan, que sea su negocio, que le tengan ese cariño especial a su bebé.”

Y, recomienda: “Hay muchas fórmulas para no perder el control de la empresa, aunque pierdas el control accionario.”

En ese sentido, Arturo señala que, de entrada, en una negociación, cuando alguna de las partes quiere fregarse a la otra, esto no funciona. “Una buena negociación es donde ganan las dos partes.”

Para ganar el financiamiento que buscas, Arturo te comparte tres máximas:

  1. El que viene mejor preparado, con información, puede negociar mejor.
  2. Siempre debes tener la mente abierta y buscar alternativas que puedan resolver cuando la negociación se va a caer.
  3. Siempre hay cosas que puedes poner en la mesa que pueden cambiar una negociación para bien. Por ejemplo, detalla, “si tu quieres tres y yo quiero cinco, tú no te quieres mover y yo no me quiero mover. Tenemos que encontrar una salida. Si son tres, ¿qué más me puedes dar que esté fuera del número? Así encontramos una buena salida para los dos.”

Más inspiración que inversión

Arturo asegura que la inversión que están haciendo con los emprendedores es real y es un factor importante, pero la mayor satisfacción para él son todo lo que le escriben los que ven el programa a través de las redes sociales, para agradecerle por la inspiración que generó en ellos con los casos presentados.

El director de UNO TV cuenta que la mayoría de los negocios en los que ha invertido en estas cuatro temporadas van regular. En porcentaje, específica, el 30% no han jalado, el 40% ahí van, pero el otro 30% restante “han jalado tan bien que con uno sólo de ese grupo he recuperado el 100%.”

En otras palabras, “como negocio, a mí me ha ido bien, pero desafortunadamente algunos no han jalado; otros ahí vamos, le estamos echando ganas, y otros no van bien, sino lo que le sigue”.

Arturo les dice a los jóvenes que se avienten a emprender, que no tengan miedo y empiecen poco a poco. “Tampoco es necesario iniciar con millones, ni con contactos, ni con mucha tecnología. Lo que es importantísimo es empezar con actitud, ganas y pasión.”

La actitud del empresario refleja estos tres factores, pues está convencido de que la única forma en que México va a mejorar y avanzar es a través de gente joven que este emprendiendo y “haciendo empresa para mejorar”.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur