Este será el nuevo modelo de consumo en la era post coronavirus

Conocer las tendencias del mundo después de la pandemia por el COVID-19 te permitirán tomar ventaja para tu negocio.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La crisis provocada por el coronavirus COVID-19 está modificando aspectos de nuestra vida que no solo tienen que ver con lo sanitario. Esta pandemia tiene componentes que agregan presión a nivel de las emociones y psicología humana que están modificando la forma de consumo como la conocemos hasta hoy, alertó Laureano Moon, CEO de The Sprout Studio, agencia especializada en investigación de tendencias y mercados con sede en París, Francia.

Durante la clase en vivo “Nuevo modelo de consumo post coronavirus”, organizada por Entrepreneur e IEBS a través de la iniciativa HomeSchool, Moon, junto con su coCEO, Maurizio River, señalaron cuáles son los comportamientos, valores, deseos, demandas y temores que van a perdurar en un escenario post pandemia entre los consumidores, antes las que las empresas tendrán que pensar en distintas estrategias de cara a lo que llamaron “la nueva normalidad”.

Desde París, donde se encuentran pasando el confinamiento, los especialistas en tendencias y perspectivas futuras indicaron que muchos están tomando como referencia la crisis del 2008, sin embargo, esta crisis representa un verdadero desafío pues no sólo implica lo económico, sino que es sanitaria, social, económica política y psicológica.

Esta crisis va a consolidar una masa crítica de consumidores que van a transformar el paradigma social, cultural y económico, que va a conformar un nuevo set de demandas de mercado que van a motorizar un cambio de paradigmas.

4 factores de cambio

Los especialistas identificaron cuatro factores que están provocando los cambios:

  • Aislamiento social. Los seres humanos somos sociales y cuando estamos fuera del grupo, tendemos a reaccionar. A pesar de la tecnología que nos contacta, no reemplaza el contacto cara a cara y puede conducir al aumento de enfermedades mentales o conflictos como violencia doméstica. El confinamiento ya provocó que en París operen hoteles para mujeres que sufren de violencia doméstica.
  • Miedo a la muerte. Esta amenaza desconocida y el hecho de lidear con un peligro invisible agrega más drama, se han observado situaciones violentas en farmacias, las personas tratan de comprar máscaras sin éxito.
  • Incertidumbre a gran escala. Provoca una sensación de que todo está fuera de control. Esto ha provocado el consumo excesivo y acumulación, que es una forma de tomar el control y tener más certidumbre. Del lado positivo, hay estudios que señalan que esta incertidumbre ha provocado un aumento en la cantidad de escucha.
  • Consecuencias económicas. En Estados Unidos el número de desempleados ha aumentado en millones y en un mundo capitalista el no tener una actividad profesional representa la pérdida de un propósito.

Los nuevos comportamientos del consumidor

Los drivers mencionados están generando una nueva masa crítica que consolidará un nuevo set de comportamientos sociales, valores, sentidos y demandas de consumo.

Muchos de estos cambios ya venían sucediendo y se añaden a otros que tienen posibilidades de perdurar.

Reconocer la inequidad. Ya venía sucediendo y ganaba debate en la opinión pública, ahora se democratiza la fragilidad. La idea de igualación quedaba confusa en una sociedad inequitativa. Que todas las personas estén enfrentando esta crisis crea una sensación de igualación, sin embargo, la crisis denota también los privilegios de algunos. El aspecto donde más se ve la inequidad social es en el trabajo de las personas, por ejemplo no todos pueden optar por quedarse seguros en su casa.

Ruptura del individualismo. Se ha evidenciado que no estamos solos en la sociedad y que la solución colectiva es la suma de las acciones individuales, el quedarse en casa hace que colectivamente podamos encontrar una solución y generará la percepción de que lo colectivo tiene más peso en el destino de las sociedades.

Relacionado: Saca ventaja del comercio electrónico en esta época de crisis. ¡Aquí te decimos cómo hacerlo!

Busca de nuevos sentidos. La frustración de que no puedes cambiar el contexto se va a ver exacerbando.

Priorizar los valores al consumir. El valor de la empatía será uno de los valores principales que la gente abrazará. Por ejemplo, el valor del consumo de productos superfluos será juzgado. “Vimos reacción negativa a marcas que no han entendido el shock emocional”, dicen los especialistas.

Adaptar el espacio digital. El distanciamiento social ha encontrado soluciones útiles en internet. Como trabajo remoto, compra on line. Además, las personas empiezan a usar su creatividad de nueva forma para crear interacciones sociales en plataformas y servicios digitales.

Reforzar inmunidad. Percibíamos que las personas querían mejorar su performance físico y emocional, empezar a mejorar productos y servicios para mejorar la capacidad cognitiva. A la idea de poder cubrirnos emocionalmente cuando el contexto se vuelve tóxico se agrega otro factor que lo que hace que las personas deseen mejorar la inmunidad para enfrentar los desafíos, pero por un tiempo el contexto se verá amenazante.

Reconocer el confort cotidiano. Las personas redescubren el hogar como espacio para realizar múltiples funciones, incluso refugiarse de una amenaza biológica. Hay un enfoque hacia la comodidad.

Ecosistemas autónomos. Tendencia enfocada a reforzar la seguridad en un contexto amenazante.

Elegir la proximidad. Estamos pensando en donde vivimos, quienes son nuestros vecinos y qué tiendas hay. Los que están más cerca se convierten en nuestros socios. También generar empatía con los que se quedaron y al término del confinamiento seguramente se elija a personas que se quedaron y generar un escenario próximo que será más importante para el futuro.

Regresar al contacto humano. Las personas pueden estar fatigadas de estar frente a una pantalla. Las experiencias analógicas son transformadoras. Las experiencias con rostro humano cumplirán un roll fundamental.

Potenciar la efervescencia colectiva. Las personas buscan nuevas formas de conectarse, vemos cientos de personas bailando juntas o en la ventana. El deseo de estar juntos se denota.

Escapismo virtual. Con la prohibición de viajar y el confinamiento en el hogar las personas buscan forma de aportar nuevas formas, por ejemplo, escapando al arte o a través de historias ficticias.

Acelerar acciones a escala global. Muchos países del mundo reaccionaron de forma rápida y con medidas extremas, a partir de esta crisis cabe la posibilidad de que otros problemas urgentes, como el cambio climático, podrían ser abordados con la misma velocidad.

No te pierdas los webinars de Entrepreneur Homeschool. De lunes a viernes a la 1:00 pm. Suscríbete sin costo en https://bit.ly/2JT8o1K

Keep Reading

Latest on Entrepreneur